El cabildo aprueba la hechura del nuevo trono del Señor

Los trabajos de artesanía se realizarán íntegramente en Málaga. Los artistas Francisco López, Manuel Toledano, José María Ruiz Montes y Alberto Berdugo se implicarán en esta obra que emprende la hermandad.

FRONTAL LATERAL

La hermandad de la Sentencia ha aprobado por mayoría absoluta en su cabildo de hermanos, reunido de manera extraordinaria, la realización de un nuevo trono para Nuestro Padre Jesús de la Sentencia que sustituiría al actual, obra de Pedro Pérez Hidalgo. El proyecto presentado a los hermanos tiene como base un diseño del artista malagueño y pintor del cartel de la Semana Santa, José María Ruiz Montes quien además se encargará de la imaginería del cajillo.

“Nuestra intención fue desde el principio que la obra se quedara en Málaga. Tenemos artesanos de primera línea y entendemos que una obra de tanta importancia podía realizarse con las máximas garantías en nuestra ciudad”, explica el hermano mayor, José María Romero. Así pues, los trabajos de carpintería los realizará Francisco López, quien cuenta en su currículum con la hechura de obras de envergadura para nuestra ciudad como el nuevo trono del Resucitado; la talla del cajillo correrá a cargo de Manuel Toledano, quien ha trabajado en el mismo proyecto que López y ha realizado, entre otros, el trono de la Virgen de los Remedios y del Cristo de la Redención. El cajillo, además, irá exornado con imaginería, que será realizada por el mismo diseñador del proyecto, José María Ruiz Montes, que también realizó la imaginería del trono de la Redencíon, de la Archicofradía de los Dolores. El trabajo de dorado será obra de Alberto Berdugo, que en las últimas fechas ha sido responsable de trabajos para la hermandad del Rescate.CABEZAS VARAL

El actual trono es una consecuencia de su época. La falta de recursos económicos que presentaban la mayoría de las cofradías en la época condujo al diseño y ejecución de obras más aparentes que de calidad. En el caso concreto del trono que diseñara y realizara Pedro Pérez Hidalgo en 1958/59, el material empleado era pino nacional, barato, pero pesado y susceptible de ser atacado por xilófagos, como así ocurrió pasados los años. La ejecución del mismo tampoco resulta ser especialmente brillante, con partes que simplemente son señaladas sin llegarse a tallar y advirtiéndose algunas partes que parecieran inacabadas. El diseño sin embargo sí que era notable, motivo por el que siempre se mantuvo la idea de conservar las líneas generales del trono en cuanto a forma y volúmenes que tan característicos son.

“Abordar un proyecto de esta envergadura se imbrica directamente con nuestro firme propósito de aumentar nuestra labor en el ámbito de la obra social. Asumiremos nuevos proyectos para que la hermandad no deje de lado una de sus principales labores con la sociedad”, añade nuestro hermano mayor.

redes-sociales

alta-hermano

enlaces

contacto